Los Chamos: comida de Venezuela

con No hay comentarios
Tequeños Foto: Sanruíz
Tequeños Foto: Sanruíz

Tacos es a México como arepas es a… ¿Rusia, India o Venezuela?

La respuesta correcta es Venezuela. Este platillo es uno de los más representativos del país sudamericano y se consume principalmente en el desayuno. Se trata de una especie de “gordita” hecha con agua, sal y harina venezolana, cocida o frita en un comal y rellena de guisados típicos.

¡Mira la galería completa al final del artículo!

Los Chamos es un restaurante que se dedica a cocinarle a México con sazón venezolana. Marilé Guevara y Luis Alberto Rodríguez, fundadores del negocio, complacen los paladares más exigentes con un menú variado, compuesto por hallaca, cachapas (especie de hotcake preparado con maíz tierno molido y relleno con mantequilla y queso fresco) y arepas, desde las tradicionales hasta las veganas y vegetarianas. Estas preparaciones son ideales para comer en cualquier momento del día y acompañadas “casi con cualquier ingrediente porque todo sabe bien”, recalca Marilé.

Además,  también podrás disfrutar de los famosos tequeños (palitos de queso cubiertos con harina de trigo y fritos al momento); un exquisito patacón que consiste en una especie de hamburguesa con tapas de plátano macho frito y  relleno de jamón, queso, germen de alfalfa o lechuga, carne y salsa de la casa.

Todo lo que quieras, podrás aderezarlo con un deliciosa salsa de chile habanero con maracuyá. Es muy picosa, pero seguro no dejarás de ponerle a tu plato. Si prefieres una salsa que no te haga sudar, puedes probar la “rosada” (mostaza, mayonesa, catsup y pimienta) o la de ajo.

La comida no estaría completa sin un buen jugo de parchita (maracuyá), piloncillo con limón o una cerveza Polar, marca originaria de Venezuela con un sabor tenue y burbujeante que te encantará.

La historia del lugar…

Los Chamos o “los chavos”, como diríamos en México, es un restaurante que surgió debido cuando Marilé y Luis Alberto comenzaron a extrañar los sabores de su tierra, pues en México no había algo similar a sus platillos; por lo que decidieron construir un pedacito de su nación en la Ciudad de México. Además, tienen como objetivo dar a conocer a su país a través de sus recetas más emblemáticas.

La gastronomía venezolana se caracteriza por ser mestiza y eso permite una lista inmensa de preparaciones de arepas que ofrecen Los Chamos, por ejemplo: “Asado negro” (estofado de res en salsa de piloncillo, ciruelas, morrón y aceitunas), “Pelúa” (carne deshebrada con queso amarillo), “Venemex” (cochinita pibill), “Viuda” (sin relleno) y “La Reina pepiada” (pollo deshebrado con aderezo de cilantro y aguacate).

Esta última tiene una historia que se remonta a 1955, cuando Susana Duijm Zubillaga se convirtió en Miss Mundo. En ese tiempo, María de los Santos y Heriberto Álvarez tenían un negocio de empanadas: Los Hermanos Álvarez. Aprovechando el recién nombramiento de Miss Susana decidieron rendirle honor, vistiendo a una sobrina como la recién ganadora del certamen y sentándola como modelo en el local.

Casualmente, frente al establecimiento pasó don Abraham Duijm, padre de la Miss Mundo, quien al ver a la pequeña de doce años transformada en su hija, se detuvo y prometió llevar a comer a Susana Duijm ahí. Un viernes por la noche, la más bella de Venezuela hizo presencia en dicho sitio. Los dueños del negocio prepararon una arepa especial, a la cuál le pusieron el nombre de “Reina pepiada”. Reina en honor de Susana y pepiada porque, de acuerdo con  Marilé Guevara, en su país a las mujeres voluptuosas o “de buenas curvas” se les suele llamar “pepiadas” o “pepitas”.

Como las arepas, cada platillo tiene una historia que vale la pena saber y, por su puesto, degustar. En Los Chamos siempre estarán dispuestos a compartir esos relatos y sus sabores inigualables.

Horario: Lunes a viernes de 11 am a 10 pm. Sábado de 10 am a 10 pm. Domingos de 9 am a 6 pm.

Galería:

Dirección:

Aprendiz del periodismo y amante de la comida mexicana. Le encanta el color azul y los días lluviosos, siempre y cuando esté en casa.

Dejar un comentario