Paraíso Vegetariano

con No hay comentarios
Pastel de zanahoria Foto: E. Alguera
Pastel de zanahoria Foto: E. Alguera

No hay duda de que la carne roja es una rica fuente de proteínas, pero consumirla en exceso podría traer consecuencias negativas a nuestro organismo. Eso tampoco quiere decir que por darnos un respiro de este alimento dejemos de comer delicioso. ¡Al contrario! Al sur de la Ciudad de México hallarás un restaurante que le hace honor a su nombre: Paraíso vegetariano.

Fieles a la búsqueda de bienestar a través del equilibrio alimenticio, Paraíso vegetariano es un negocio familiar que desde hace tres años ofrece un delicioso y amplio menú para vegetarianos, veganos y quienes buscan una alimentación más saludable. Cada uno de sus platillos es especial porque es preparado al momento con productos frescos y de temporada, adquiridos con comerciantes de la localidad.

En este lugar encontrarás desde guisos con un toque muy mexicano, como tinga, pozole y enchiladas, hasta aquéllos elaborados con técnicas de otros países, como el couscous, de origen árabe. Además, podrás acompañarlos con una amplia gama de bebidas: café (proveniente de Veracruz), tizanas, malteadas, aguas frescas, jugos naturales y cerveza artesanal.

Y si de postres hablamos, déjate llevar por los deliciosos “pecados” que hay en el menú: brownies, cupcakes veganos, pasteles, helados y los especiales de la casa (“Divina tentación” y la “Banana de la discordia”).

Por si fuera poco, de lunes a sábado el Paraíso ofrece desayunos hasta el mediodía, y, de lunes a viernes, a partir de la una de la tarde y hasta “vaciar las ollas”, un menú de comida completa de 4 tiempos ―ensalada, pasta o arroz, sopa y plato fuerte― por $60.00.

Déjate consentir en Paraíso vegetariano y recuerda que “pensar en lo que comemos es la mejor manera de tener una vida saludable”.

Horario: lunes a sábado de 10:00 hrs – 19:00 hrs

Galería:

Dirección:

Orgullosamente UNAM. Le apasiona la gastronomía, las culturas lusófonas y bailar; disfruta conocer el mundo a través de sus ritmos y sabores.

Dejar un comentario